El fin de semana pasado, parece que la primavera se había escondido para dejar asomar unos días más bien otoñales.

Nosotros como este puente nos hemos quedado por Zaragoza, aprovechamos para concretar cosas del piso, dar paseos e ir al cine.

En uno de estos pasemos opte por este look, todo un clásico en los días de lluvía, que consiste en la combinación: Trech+botas de agua.

Y, es que ellas, son las protagonistas de este post de hoy:

¡Las codiciadas Hunter!

Días nublados llenos de chaparrones. ¿No os gusta? Pues a mi sí desde que conocí la firma de botas de agua Hunter. Hay mil colores donde elegir, distintos modelos e infinidad de accesorios. Si queremos pasar desapercibidas podemos elegir un modelo oscuro como el negro o el navy, pero si lo que queremos es llamar la atención nos podemos decantar por el rosa chicle, el amarillo o el rojo pasión. Aunque si lo que verdaderamente nos gusta es el glamour las podemos escoger en dorado o plateado.

Yo tengo en mi armario estas y para llamar un poco más la atención en rojo, por que creo que en ese color dan el toque navy al look.

¿Quieres saber más? Las celebrities son fans absolutas de esta firma, no hay ninguna que se resista y todas caen a los encantos de esta bota de caucho.

Desde Lady Di hasta Kate Moss, las celebrities fieles a las Hunter forman una glamurosa legión. Alasdhair Willis, casado con Stella McCartney, es el director creativo de la firma. Con 161 años de historia, estas botas de goma llevan en su ADN el estilo british.

Y es que el estilismo de Kate mode quedará para siempre en nuestras retinas con sus  micro-shorts, chaleco de traje y sus botas de agua preparadas para el barro de ese evento. Fue tal la expectación que todas las it girls querían copiar su outfit.

Son muchas las famosas que a día de hoy lucen unas Hunter los días más lluviosos. Rachel Bilson las tiene en mil colores: negras, rojas, verdes,…

Aunque las Hunter más divinas son sin duda la edición limitada de Jimmy Choo (no aptas para todos los bolsillos).

Si sois de las que no queréis gastar tanto dinero, firmas como Primark, Zara o H&M ya han lanzado su propia versión. A partir de ahora los días de lluvia los veo con otra cara…

Pero volvamos a la historia de las Hunter ya que me parece que tienen mucha miga, para tratarse de unas simple botas de agua, estas, ya forman parte de la historia británica;

La cronología del nacimiento y desarrollo de Hunter coincide en el tiempo con el Imperio Británico, al que queda vinculada hasta que este empieza a caer a mediados del siglo XX. Los productos Hunter aluden históricamente a las glorias del heroico duque de Wellington (1769-1852). La bota alta impermeable se conoce popularmente como la Wellington porque, al parecer, el duque citado la requirió, infructuosamente, a su zapatero para el campo de batalla. Muerto el duque, sus deseos continuaron siendo un reto para los fabricantes de botas. Hasta que Hunter dio con las de caucho a título póstumo.

De la misma forma que el Imperio Británico se expandió por todo el planeta durante el siglo XIX, Hunter anda ahora conquistando los mismos territorios. En los últimos años, Estados Unidos y, en menor medida, Canadá, se han convertido en el mayor mercado. En España El Corte Inglés vende, además de  calzado, la ropa y los accesorios.

El modelo clásico, Green Hunter. Se comenzó a fabricar en 1956.

La producción del modelo tradicional de bota de caucho no ha cambiado desde 1956 con la aparición de las Green Hunter, que se amalgaman, como si se tratase de un puzle, con 28 piezas de caucho vulcanizado; 14 partes para el pie derecho y 14 para el izquierdo. La misma configuración del modelo clásico se mantiene intacta hasta hoy.

El logotipo de la marca, las letras (estilo art déco) simplificadas sobre un fondo enmarcado, surgió también en la década de 1950. La bota no ha cambiado, pero desde que Willis manda en la casa sí que juegan con los colores de las letras, el fondo y el marco. Al tradicional negro, blanco y rojo pueden reemplazarlos cualquiera de la gama de tintes. Hace unos años nadie aplicaba el concepto de velocidad a la moda o la comida, en cambio, en la actualidad se trata a menudo de lo rápido o lo lento. Un elemento, el de la velocidad que, de momento, se queda en el vocabulario de la moda y que Alasdhair (director creativo de Hunter) utiliza con frecuencia en sus explicaciones.

Él Director creativo Alasdhair proviene de una familia del norte de Inglaterra ajena a la moda. Se licenció en Arte en 1994 en la Universidad de Londres y dirigió la revista Wallpaper de 1996 a 2002 al mismo tiempo que cofundó la agencia de gestión y comunicación Announcement Creative. Como gestor de marcas corporativas, algo así como asesor de imagen para empresas, cofundó también dos iniciativas empresariales de gestión de identidades corporativas, Established & Sons y The Anonymous Partner.

Como asesor corporativo, sus servicios fueron requeridos en 2001 por la diseñadora de ropa Stella McCartney, hija del beatle, Paul, , por si hace falta repetirlo (Y actual mujer, ya que son matrimonio).

El bagaje profesional de Alasdhair es de un auténtico entrepreneur. Llegado de las provincias del norte de Inglaterra, rechaza emplear el término agencia de comunicación para sus trabajos previos al actual, aunque es lo más próximo a todo lo que hizo previamente a ser nombrado director creativo de Hunter en febrero de 2013. Continúa como miembro del consejo de administración de la compañía de Stella McCartney con la que ha creado la identidad corporativa. Y juntos han pasado a identidades familiares.

Y hasta aquí la historia pasada y actual de las Hunter, que como os dije, para ser unas simples botas de caucho tiene mucha miga la historia.

Animaros, y es que se puede ir arreglada y con botas de agua. Y si no, mirad más ejemplos; a parte del mío.

Photo by http://galmeetsglam.com/

Bueno, ya os he convencido…..si ¿Eso que oigo es un si?

Outfit Details:

Boots Hunter  El corte Inglés 

Zara Dress (similar) 

Zara Trench (similar)

Gucci Belt (Link direct)

 

 

 

 

Share: