MY STYLE STYLE BY GRACE

-An afternoon at the museum-

Después de unas semanas sin publicar, volvemos a la carga. Y es que, hemos estado de mudanza, los que habéis pasado por este trance sabéis que son días de caos y desorganización, pero a su vez, también estamos llenos de ilusión de ver cómo va cogiendo forma nuestro hogar, espero en unas semanas poder enseñaros el antes y el después de la casa, pero como aún estamos embaucados en la decoración, hasta entonces os cuento la tarde en el Museo que pasé hace unas semanas…

Los que sois asiduos al blog, ya sabéis de mi obsesión por la piezas orientales, de hecho podéis encontrar dos post en la sección de decoración sobre el estilo oriental, parte I y parte II . Así que, cuando vi en Facebook el anuncio de la exposición en Caixa Forum sobre la Dinastía Ming, a través de unas piezas seleccionadas, no dude en decirle Mr. Grace, que ya teníamos planes para la tarde de domingo.

Gran resplandor, este es el significado de la expresión china Da Ming, que da nombre a la dinastía que dominó China durante cerca de tres siglos. Entre 1368 y 1644, dieciséis emperadores Ming gobernaron sobre una población que pasó de 65 millones a casi 175, y que vivió el desarrollo de un complejo sistema imperial, la ampliación de las estructuras sociales y el impulso de la economía y la cultura del consumo.

Este mandato tan prolongado y estable proporcionó una sólida base para la creatividad y el progreso social, lo que condujo a las excepcionales transformaciones artísticas, sociales y económicas que se analizan en esta gran exposición.

La exposición Ming. El imperio dorado producida por la Obra Social ”la Caixa” y organizada por Nomad Exhibitions, realiza un recorrido por la sociedad, la cultura y el arte chino de esta época a partir de 126 extraordinarias piezas entre cerámicas, textiles, orfebrería, pinturas y obras sobre papel. Los objetos provienen del Museo de Nankín, que posee una de las mejores colecciones de arte de este periodo que pueden verse en nuestro país, lo podéis visitar hasta el 11 de junio de 2017 en la Calle de José Anselmo Clavé, 4. (Hoy es el último día, una pena no haber podido publicar antes para los que sois de Zaragoza, pero estáis a tiempo y sino tranquilos aquí os podéis hacer una pequeña idea).

Una vez vimos la exposición, aprovechamos para salir a la terraza que hay en el ático, donde pudimos divisar unas increíbles vistas, todo ello rodeado de unos jóvenes olivos que hacen que sea una estancia muy agradable y tranquila.

A continuación hicimos fotos en la parte trasera de Caixaforum, estaba repleto de florecitas blancas, las cuales combinaban a la perfección con el look que escogí, jeje.

El conjunto por el que opte para la tarde de domingo, es muy básico; ya que consta de unos jeans blancos y cazadora vaquera, aunque creo que las sandalias le dan un toque más chic al estilismo.

Llevaba mucho tiempo buscando sandalias de una tira delante y otra al tobillo, pero no encontraba ninguna en la cual mis dedos no tocaran casi el suelo jaja, pero el sábado por la tarde en mi jornada de Shopping habitual, encontré estas en Stradivarius, de terciopelo azul, bajo mi punto de vista “super” elegantes.

Y por último, he dejado la camisa, y en ella me paro para hablaros un poco de esta tendencia:

LA CAMISA DE MANGAS GLOBO 

Un globo, dos globos, tres globos, la luna es un globo que se me escapó…
Aunque no estemos del todo seguras de esta definición de la luna, ni tampoco de que la tierra sea un globo donde vivir, hay algo sobre lo que no tenemos ninguna duda: este año los globos van a surgir a ambos lados de nuestra cabeza en versión Minnie Mouse.

Tranquilas. No saldremos volando, ni tampoco seremos vendedoras de globos en ninguna fiesta de cumpleaños… Los globos van en nuestras camisas, chaquetas y vestidos consiguiendo un maravilloso juego de volúmenes, híperfemenino y absolutamente genial.

Las pasarelas se han llenado de helio y óvalos perfectos con maravillosas piezas estratégicamente abultadas en los hombros con resultados tan asombrosos como preciosos.

Es la mezcla perfecta entre la novia de Mickey, nuestros empolvados vestidos de infancia y las damas del Romanticismo con sus exageradas y abultadas mangas…

Y es que esta tendencia por la que hoy suspiramos – y en la que sin duda hemos caido muchas de nosotras – nació allá por el año 1825 , propia del estilo Romántico que inundaba desde la literatura hasta la pintura y por supuesto, como arte que es, pasó a la moda y al vestido.

Mangas globo, mangas balón, mangas jamón, pierna de cordero, mangas Béret (boina)… son tan longevas que han recibido miles de apodos – a cada cual más explícito y figurativo -. Todos sirven para referirnos a estas fabulosas piezas escultóricas que se añaden a nuestras prendas consiguiendo ese efecto fantasía que adoramos.

Hay quien las considera absurdas, excesivas, aparatosas, y nada funcionales pero nosotras no nos resistiremos a ese efecto “maxiorejas” a ambos lados de nuestras camisas, siempre combinándolo dentro de nuestro estilo.

Bueno y ahora me voy volando, cual globo, al cumple de una de mis mejores amigas.

¡Felíz Domingo!

Written By Grace.

Outfit Details:

White jeans (Zara-similar hear), Diplomatic stripe shirt (Stradivarius- similar hear), Blue sandals ( Stradivarius), Denim jacket (Zara),

Blue Barg (Tous) , Brooch (Chanel)


 

 

 

 

 

 

 

You Might Also Like...

2 Comments

  • Reply
    Isa
    junio 11, 2017 at 9:40 pm

    Muy chulo tus comentarios! Un beso!

  • Reply
    Laura Ferragut
    agosto 1, 2017 at 6:25 pm

    Hola Bego:

    En primer lugar ¡enhorabuena por este magnifico blog y viva la revolución femenina!, no te puedes imaginar la ilusión que me a hecho conocer esta bitácora. Veo que coincidimos mucho en nuestros gustos. (Además del mundo de las leyes). Blue and white for ever, me encantan todas estas fotografías y esos jarrones y tibores son un sueño. Si me lo permites, me gustaría daros práctico que va más allá de la decoración de vuestra futura casa: si vais a tener techos altos pensad en buenos cerramientos para el invierno y con respecto a calefacción y aires acondicionados cuanto más bajos estén, mejor, porque si se elevan el frío y el calor tienden a irse hacia arriba. Y en definitiva (mi casa mide cuatro metros veinte centímetros de altura) toda esa fascinación que ejercen los techos altos (nunca hay que bajarlos) es directamente proporcional al extra de limpieza que necesitan los marcos de puertas y molduras. Además, siempre dependemos de una gran escalera (varias en mi caso) y a veces, resulta agotador. Ahora, el resultado es magnífico.
    Un beso
    Laura.

Leave a Reply