SOCIETY

The red Brick Factory

Como nos encontramos en plenas Navidades, hoy en la sección de sociedad me apetecía dar a conocer, al Rey de las fotos Navideñas por excelencia y ese es Kiel James Patrick.

¿Qué no sabéis quién es?

Pues rápidamente vamos a desvelar esta incógnita.


Kiel James Patrick, es un joven americano de treinta y tres años que comenzó haciendo pulseras con motivos náuticos y hoy en día es copropietario y fundador de la marca que lleva su nombre.  Que tiene de especial KJP, pues bien, sus fotos son la carta de presentación de la firma y es que a través de sus imágenes en redes sociales ha conseguido que dicha marca sea mundialmente conocida, y no es para menos, sus imágenes son como vivir el sueño americano, fotos; en veleros, viendo un partido de polo, mansiones enormes con coches clásicos en la puerta esperando etc…

 

Pero, conozcamos un poco a Patrick.

Creció en Warwick, su padre es detective de la policía retirado, en la actualidad es dueño de los negocios de Del’s Lemonade en Rhode Island y New Hampshire, y su madre es maestra. Él ha elegido no dar a conocer su apellido, y se rige por Kiel James Patrick, su primer y segundo nombre.

Cuando era adolescente, en su tiempo libre hacía trabajos para sus vecinos más mayores como; cortar césped, limpiar la nieve, y en lugar de compensación económica, solo pedía buscar en los armarios y áticos antiguos tesoros…

Él acumuló una colección de ropa clásica y antigüedades que guardaba en el sótano de sus de sus padres, y luego vendía en el aparcamiento de la escuela dentro de su Jeep.

El negocio se llamaba Wicked Vintage y aprendió a coser con la máquina de coser de su abuela, para darle un nuevo aire a las prendas vintage. Los estudiantes acudían a Patrick para comprar chaquetas de cuadros, pantalones brillantes, corbatas estrafalarias y piezas preppy de Ralph Lauren, Brooks Brothers, IZOD y otras marcas de renombre. “Llegó al punto donde empezamos a ir a la escuela vestidos como si fuéramos directamente de Caddy Shack” (película americana de 1980) , dice Patrick. “Entonces la escuela tomó medidas “. El código de vestimenta se volvió más estricto y Patrick y sus amigos, que acuñaron el nombre de su grupo, los Swixtas, tuvieron que encontrar una nueva forma de expresar su sentido del estilo. “Empecé a hacer accesorios que los estudiantes pudieran usar con sus uniformes”, dice. Transformó los lazos vintage y las cuerdas náuticas en brazaletes. “Todos los chicos del colegio las usaban”, dice Patrick. 

 

También fue en la escuela secundaria cuando Patrick conoció su esposa, Sarah Vickers, también de Warwick, quien luego se graduó de Pilgrim High School en 2000, mientras que Patrick se graduó en 2001. Recuerda que fue un flechazo: “Estaba de compras con uno de mis amigos. Ella estaba de compras con otra amiga”. Nos cruzamos en el camino “, dice Patrick. “Recuerdo correr a casa, diciendo encontré a la mujer de mi vida, ella salió de la década de 1960. Es hermosa”. “Estaba loco por ella, y todavía lo estoy”. Patrick piensa que tenía esa belleza clásica como Jackie O., y se las arregló para organizar una cita doble. “Mi amigo y la otra chica no se llevaron bien, pero Sarah y yo hemos sido inseparables desde entonces”. La pareja se convirtió en un equipo de inmediato, hasta el día de hoy. 

 

Crearon las pulseras juntos en el patio trasero y el garaje de Kiel. Las primeras entregas se vendieron en Gaspee Days en Pawtuxet Village. Cosieron tiras de lazos viejos en brazaletes y cuerdas náuticas blancas teñidas a mano con tintes vegetales en ollas que se usan para las  langostas, dejándolas secar al sol. Vickers hizo gran parte del trabajo de preparación, planchado, medición y corte, mientras Kiel cosía todos los productos.”Dijimos que esto podría convertirse en un negocio. Parecía que a la gente realmente le gustaba lo que estábamos diseñando”, dice Patrick.  Calificaron cuánto costaría contratar mano de obra local, para crear los brazaletes y era demasiado caro, así que durante los primeros años, Patrick y Vickers continuaron haciendo todo el trabajo ellos mismos. Y todavía lo hacen, trabajando para crear nuevos accesorios y  prendas, mientras, también producen, toman y editan todas las fotos promocionales y publican en redes sociales y su sitio web, muchas veces actualizando hasta altas horas de la noche . 

Debido a que el negocio despegó, Patrick se saltó la universidad para centrarse en la marca y lanzó oficialmente Kiel James Patrick en 2008. Mientras tanto, Vickers se graduó de la Universidad de Rhode Island.

A través de publicaciones de Instagram y Tumblr, KJP vendió más productos de lo que nunca habían imaginado en el sitio web y llamó la atención de minoristas nacionales, como L.L. Bean y, más tarde, Brooks Brothers.

Trasladaron su sede a una casa más grande en Johnston, y mientras más camiones se detenían con envíos de nuevos pedidos, los vecinos se irritaron y la pareja entendió que era hora de seguir adelante. “Tuvimos camiones entrando y saliendo. Pasó de ser un negocio de cosecha propia, en la casa de mis padres a pasar a  otra casa más grande pero nos seguía faltando espacio, entonces fue cuando Patrick dijo ‘Está bien, necesitamos un edificio’ “. “El momento fue correcto”. Fue cuando se instalaron en la que es hoy la sede de KJP “. La fábrica de ladrillo rojo Kiel James Patrick (así es como lo llama su fundador) en la Avenida Central en Pawtucket, la que una vez albergó un salón de baile y una pista de patinaje, hoy en día es donde se fabrican los sueños de esta pareja.

La compañía tiene sede en Rhode Island y Newport, en particular Bowen’s Wharf, es el lugar perfecto para abrir la tienda principal”, dice Vickers.

Visitar el buque insignia de KJP es algo así como entrar en los feeds de Instagram de las parejas: es el sueño de un amante de la moda preppy. Las estanterías están surtidas con suéteres de la marca Toasty Coasty, pulseras de cuerda encogidas en el mar y artículos de cuero personalizables. Incluso hay una selección de productos para mascotas, como pañuelos de gingham y collares grabados, y cada detalle decorativo parece ser un guiño al estilo de vida náutico de Nueva Inglaterra.

Naturalmente, las mesas están llenas hortensias frescas, típicas de Nueva Inglaterra y otros toques de la vieja escuela, como los baúles vintage, decoran el interior único de la tienda.

“Queríamos traer un poco de nuestro espacio de fábrica a la tienda”, dice Vickers. “El aspecto que buscábamos era el ecléctico clásico de Nueva Inglaterra”.

Y es que detrás de este aspecto de niño ricos, hay mucho trabajo, esfuerzo e ilusión. 

Extractos sacados:www.rimonthly.com/

 

 

 

 

3 Comments

  • Reply
    Mila martinez diaz
    diciembre 29, 2017 at 9:54 pm

    Pero que Bonito post!! La verdad es que tengo que felicitarte una vez más…me encanta esta sección y especialmente a quien va dedicada! Te diré que tanto a el como a Sara fueron de los primeros que comencé a seguir en Instagram.. .adoro su estilo y sus fotos!! Simplemente… Me encantan y te diré que tu estilo me recuerda mucho al tuyo!!

  • Reply
    B
    enero 2, 2018 at 6:15 pm

    ¡Me ha encantado leer este post!
    Llevo años siguiendo a Sarah y Patrick y cada día soy más fan de ellos y de todo lo que han conseguido.
    Tenia ganas de leer un post sobre ellos y qué fuera en español, jaja, es difícil encontrar a gente que le guste este estilo en España.
    B

    • Reply
      gracebeggystyle
      enero 9, 2018 at 10:59 am

      Siii???que ilusión me hace que os haya gustado…la verdad que este estilo no se ve mucho en España pero cada vez más somos muchos los que lo seguimos y nos gusta…un saludo y mil gracias

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.